Irá a juicio el abogado de San Isidro imputado por la muerte de una joven tras un choque de lanchas en el Delta de Tigre

Se trata de Manuel Beccar Varela, quien podría recibir más de cinco años de prisión por el hecho ocurrido el 23 de marzo de 2018, cuando manejaba de contramano y alcoholizado, según determina el expediente, e impactó contra la embarcación que tripulaba la víctima, Tamara Suetta.

En las últimas horas, se conoció que Manuel Beccar Varela, abogado sanisidrense de 48 años, irá a juicio imputado por el homicidio de Tamara Suetta, luego de casi un año y medio del día en que chocó con su lancha a la embarcación de la joven, en el río Carapachay del Delta de Tigre, la noche del 23 de marzo de 2018.

Beccar Varela está imputado por homicidio culposo agravado por la conducción negligente, imprudente y antirreglamentaria de un vehículo con motor, en referencia a la muerte de la joven, y lesiones graves, por las heridas que ocasionó en Angel Suetta y Elena Fontini, los padres de la víctima y sobrevivientes del accidente. De acuerdo a lo que figura en la causa, el abogado manejaba alcoholizado y a contramano.

De confirmarse el hecho, y tras la investigación realizada por el fiscal de Tigre Mariano Magat, Beccar Varela podría recibir hasta cinco años de prisión por homicidio, pero podrían sumarse hasta otros tres años por las lesiones a los padres de Tamara. De esta manera, si el abogado, que hoy se encuentra en libertad, recibe una pena mayor a los tres años, la misma será de cumplimiento efectivo e irá a la cárcel.

El proceso de investigación impulsado por Magat determinó en las pericias del choque que Beccar Varela tenía una graduación de alcohol en sangre mayor a la permitida mientras manejaba su embarcación, donde viajaban seis personas más: 0,83 grados lo permitido es 0,5). A su vez, según indican los detalles de la instrucción del caso difundidos por Infobae, el abogado manejaba por el carril contrario al que debía hacerlo, y habría doblado en la curva contrariamente a lo que indican las normas de navegación.

En su defensa, el abogado intentará disminuir la gravedad de lo que implica el alcohol en sangre con la predisposición que tuvo, justamente, durante los instantes posteriores al choque y luego a lo largo de toda la investigación. Además, intentará atenuar el castigo y le echará parte de la culpa a Angel Suetta, al sostener que el papá de Tamara circulaba sin las luces reglamentarias. Suetta, en tanto, lo niega: asegura que antes de salir del puerto de Tigre chequeó la iluminación de su lancha “Correcamino”.

En el juicio se esperan que, para este punto, sea clave el aporte de los peritos de cada parte. Si se comprueba que el papá de Tamara venía sin luces, la pena podría ser menor a la máxima.